Exprocurador de Derechos Humanos destaca trabajo del juez en el caso El Mozote

Luego de que la Sala de lo Constitucional declarara, hace un año, inconstitucional la Ley de Amnistía, el juzgado Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera ordenó reabrir el caso de la masacre El Mozote.

David Morales saluda a familiares de las víctimas de la masacre de El Mozote

Actualmente el caso se encuentra en la fase de instrucción penal donde el juez del caso ha ordenado la ampliación de 10 testigos que ya habían declararon  en 1990, pero que hoy han robustecidos más la  prueba testimonial.

Es en ese sentido que, el exprocurador de Derechos Humanos y querellantes de las víctimas, David Morales, destacó el trabajo que está realizando el Juez Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera, Jorge Guzmán Urquilla.

Según explicó Morales, el Juez Guzman Urquilla está siendo imparcial, está administrando de tal manera que exige el respeto a la dignidad de las y los sobrevivientes, y está dando igualdad de oportunidades a las partes.

“El Mozote me parece que comienza a generar un precedente positivo en la conducta judicial, particularmente expresado en el bueno manejo que hace el juez de la cusa”, dijo el querellante de las víctimas. 

Sin embargo, Morales lamentó el rol que está realizando la defensa de los exmilitares en el caso; porque, según él,  realizan peticiones cuya finalidad es dilatar y bloquear que continúe la instrucción penal.

El exprocurador de Derechos Humanos reiteró que es importante para el país que una de las masacres más grandes cometidas en América latina en el siglo XX, no quede en la impunidad y se respete el derecho de las víctimas a conocer la verdad de lo ocurrido.