Canciller cubano reacciona ante declaraciones de Trump
El ministro de relaciones exteriores de la república de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla brindó una conferencia de prensa en la ciudad de Viena, Austria, por motivo de las declaraciones hechas por el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

El canciller cubano abordó temas de alta importancia y actualidad sobre la política exterior cubana. Rechazó energéticamente las medidas anunciadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el pasado viernes.

 

Las medidas anunciadas por el mandatario estadounidense endurecen el bloqueo hacia la isla cubana, pero al mismo tiempo reiteró la voluntad de la nación cubana de continuar el diálogo respetuoso en temas de interés mutuo y negociar con EE.UU. asuntos políticos, sobre una base de igualdad y absoluto respeto a la independencia y soberanía cubana. Enfatizó que nunca negociarán bajo presión o amenaza.

 

“Los cambios que sean necesarios en Cuba los decidirá soberanamente el pueblo cubano, como siempre lo ha hecho. No pediremos a nadie opinión ni permiso”, recalcó el funcionario cubano.

 

Rodríguez rechazó las nuevas medidas tomadas por el gobierno de Estados Unidos bajo el mando del presidente Donald Trump, quien en días pasados anunció el fortalecimiento del bloqueo contra la isla. Además recordó que las declaraciones por parte de Trump se efectuaron en el teatro Manuel Artime, quien fue el jefe de la parte civil de la brigada mercenaria que invadió Cuba por Playa Girón, y calificó el acto como un grotesco espectáculo salido de la guerra fría, ante un pequeño auditorio compuesto por esbirros de la dictadura de Fulgencio Batista, mercenarios de Girón, terroristas, politiqueros y vividores. Trump, apuntó el Ministro, saludó por su nombre a algunos de ellos, a otros los tuvo a su lado, entre ellos, un terrorista detenido en 1995 en California con un arsenal de armas para efectuar atentados violentos, e implicado en el atentado contra Fidel en 1997.

También estuvieron en el acto agentes extranjeros dentro de Cuba pagados por el gobierno de EE.UU. y a quienes calificó como nuevos mercenarios.

 

Rodríguez afirmó que se trata de una política impopular que ignora a las voces que claman por el levantamiento del bloqueo en el Congreso de los Estados Unidos, voces del sector empresarial, de organizaciones de la sociedad civil, de la emigración cubana, de la prensa, las redes sociales y en general, de la opinión pública.

 

El titular cubano también rechazó rotundamente la manipulación política y el doble rasero de Trump en el tratamiento delos derechos humanos,

 

El Gobierno de los EE.UU. no tiene autoridad moral, no puede dar lecciones sobre derechos humanos ni sobre democracia; Cuba tiene mucho que mostrar y opinar al respecto.

 

Los cambios que sean necesarios en Cuba los decidirá únicamente el pueblo cubano, como siempre lo ha hecho; no pediremos a nadie opinión ni permiso, enfatizó el canciller Rodríguez Parrilla.


* Redacción Óscar Flores Vásquez

conversaciones de facebook