Congreso aumenta años de prisión contra quienes atenten contra elementos de seguridad y sus familias
Las reformas buscan contrarrestar el accionar delincuencial contra agentes de seguridad y sus familiares.

Con el voto de 57 de los 84 diputados de la Asamblea Legislativa se reformó el Código Penal para aumentar de 50 a 60 los años de prisión por homicidio agravado contra funcionarios públicos, autoridad pública, miembros de la Fuerza Armada, personal de seguridad y de Centros Penales, ya sea que se encuentren o no en el ejercicio de sus funciones, sea contra sus cónyuges, conviviente o pariente hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad por su parentesco.

 Además, la reforma aumenta los años de prisión de 12 a 15 cuando se limite de forma ilegal la libertad de circulación de funcionarios o agentes de seguridad y crea nuevos delitos para reprimir las conductas de violencia -amedrentamiento, hostigamiento, persecución, acecho, vigilancia u otras formas de intimidación- contra elementos de seguridad, Fiscalía General de la República, Órgano Judicial y sus familiares; el mismo será castigado con pena de prisión de cinco a 10 años.

 Asimismo quien desobedezca una orden, medida cautelar o de protección se le impondrá una pena de seis a 10 años de prisión.

 Las reformas tienen como propósito contrarrestar el accionar delincuencial contra agentes de seguridad y sus familiares.

conversaciones de facebook