El 30 de marzo de 2007 falleció la doctora María Julia Hernández y cada año en esta fecha se conmemora su lucha, en 2016 la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos rindió un homenaje póstumo por los aportes al país por medio de sus investigaciones de casos emblemáticos de violación a los derechos humanos.

En 1975 el Padre Segundo Montes fundó el Socorro Jurídico que luego inspiró a Monseñor Óscar Arnulfo Romero y lo convierte en el Socorro Jurídico del Arzobispado, para 1982 Monseñor Rivera y Damas creó Tutela Legal del Arzobispado y la doctora María Julia Hernández retomó todo el trabajo realizado y continuó la labor por la defensa de los derechos humanos teniendo como orientación  la opción preferencial por los pobres.

María Julia Hernández acompañó a cientos de víctimas de casos de represión y crímenes de lesa humanidad como el caso del Río Sumpul en Chalatenango, El Mozote en Morazán y la masacre de La Quesera en Usulután.

Nohemí Ortiz, de las Comunidades Eclesiales de Bases del Bajo Lempa también trabajó muy de cerca con ella y nos dice: “No solamente  se trata de recordarla  sino se trata  de ponernos de acuerdo  para seguir el trabajo en defensa de los derechos humanos”.

Luego de la Firma de los Acuerdos de Paz María Julia Hernández continuó los procesos de búsqueda de justicia de muchos casos ocurridos durante el conflicto armado.

El 30 de marzo de 2007 falleció la doctora María Julia Hernández y cada año en esta fecha se conmemora su lucha, en 2016 la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos rindió un homenaje póstumo por los aportes al país por medio de sus investigaciones de casos emblemáticos de violación a los derechos humanos.

A partir de 2013 se crea la oficina de Tutela Legal Doctora María Julia Hernández, impulsada por una nueva generación de defensores de derechos humanos que se inspiran por el legado que dejó la doctora María Julia Hernández.

Ovidio Mauricio forma parte de la oficina de Tutela Legal Dra. María Julia Hernández y tuvo la oportunidad de trabajar junto a ella por mucho tiempo, él nos cuenta como era la personalidad de esa mujer luchadora.

 “Lo que vi en ella  fue una preocupación  de esas violaciones a los derechos humanos  por esa gente víctima y esa férrea defensa  que seguramente se la inculcó Monseñor Romero“. dijo Ovidio.

La doctora María Julia Hernández se reconoce como la responsable del archivo y transcripción de las homilías de monseñor Romero, registradas desde el año 1977 hasta marzo de 1980, un archivo histórico de la iglesia latinoamericana.

En 2004 es reconocida doctora Honoris Causa en Derechos Humanos en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas por su compromiso con las víctimas durante su labor en el Arzobispado de San Salvador.

Forma parte de la Colección 1810 - 2010 de Mujeres y Hombres Protagonistas de nuestra Historia.

En noviembre de 2013 recibió el reconocimiento póstumo “Orden del Libertador de los Esclavos José Simeón Cañas”, por parte de la Presidencia de la República de El Salvador por la lucha en favor de los derechos humanos durante la época del conflicto armado.

Homenaje a la doctora María Julia Hernández, defensora de Derechos Humanos

Homenaje a la doctora María Julia Hernández, defensora de Derechos Humanos

conversaciones de facebook