Hoy se cumplen 100 años de la última erupción del volcán de San Salvador
Previo al inicio de la erupción del volcán se registraron dos terremotos. Estos eventos tuvieron un margen inferior a una hora entre cada uno.

El jueves siete de junio de 1917 marcó la historia del país con tres fenómenos naturales: Dos terremotos y la erupción del volcán de San Salvador, hechos registrados con un margen inferior a una hora entre cada uno.

 De acuerdo a una compilación de datos realizada por el ministerio de Medio Ambiente (MARN), eran las 6:55pm cuando un terremoto de 6.5 grados afectó el sur de la cadena volcánica desde Caluco hasta el desagüe del lago de Ilopango dejando  graves daños estructurales, muertos y heridos en Armenia, Ateos, Sacacoyo y San Julián.

 35 minutos después, a las 7:30pm, se registró el segundo movimiento de 6.4 grados que generó más daños en diversos municipios y principalmente en la capital de San Salvador con cerca de mil muertos.  Relatos históricos señalan que de nueve mil casas que habían en la ciudad capital, solo 200 quedaron intactas.

 Y a las 8:11 de la noche,  41 minutos después del segundo terremoto, el volcán de San Salvador comenzó su erupción. En Mejicanos y Apopa casi todas las casas se derrumbaron por la proximidad y la ciudad de Armenia fue la más dañada

 El proceso eruptivo duró cinco meses con un recorrido aproximado de seis kilómetros y medio de longitud y una anchura variable de 100 metros a 4 kilómetros en algunos puntos.

 En los últimos 500 años, el volcán ha tenido dos erupciones caracterizadas por flujos de lava. Estos fueron en 1658 y 1917. Actualmente el sistema magmático del volcán de San Salvador puede considerarse como un reservorio con una presión estable, sin embargo, no puede descartarse una reactivación en el futuro debido a que ese ha sido su comportamiento en repetidas ocasiones durante los últimos 3 mil años.

 Recientes estudios sobre el volcán

De acuerdo a una investigación del geólogo salvadoreño Walter Hernández del MARN, las diferentes erupciones volcánicas ocurridas hace unos 60 mil años hicieron que el volcán perdiera mil metros de altura. Incluso antes de la última, ocurrida en 1917, ya se había derrumbado casi la tercera parte de la estructura superior del cono volcánico.

 Se cree que durante las erupciones, mucha de esa gran masa de tierra se fue al fondo del y otra parte bajó como avalancha por los flancos del volcán y están visibles en algunas zonas de la capital y en los municipios de Santa Tecla, Antiguo Cuscatlán, Mejicanos y Ayutuxtepeque.

conversaciones de facebook