Incrementan visitas a la cripta del Beato Romero en el marco del 37 aniversario de su martirio
Este domingo, muchos feligreses visitaron la cripta de Catedral Metropolitana para rendir homenaje al Beato Oscar Arnulfo Romero quien fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por defender los derechos de los más vulnerables en El Salvador.

A  pocos días que se conmemore el  37  aniversario del martirio del Beato Óscar Arnulfo Romero, el flujo de feligreses católicos, así como seguidores nacionales y extranjeros, continúa aumentando en la cripta de la  Catedral Metropolitana para visitar el mausoleo donde descansan sus restos mortales.

Los cantos religiosos demostraban desde tempranas horas del pasado domingo el fervor de los fieles católicos que admiran al beato quien fue asesinado por su trabajo en favor de los más  vulnerables en El Salvador.

María Márquez fue una de las fieles devotas que viajó desde Chalatenango para estar de rodillas  frente al Mausoleo para rezar por algunas peticiones especiales a quien ya considera como San Romero de América.

“Él sabe que ya estoy desde días queriéndole arrancar un milagro y aquí estoy, primero Dios se lo voy arrancar éste día. Él sabe que vamos a estar aquí, aunque él ya no esté, pero ha dejado un gran legado en nosotros y tenemos una gran devoción a él”

Para ella al igual que Don Rafael Palacios la figura de Monseñor es de gran importancia para su fe católica. “La verdad de las cosas es que lo que a uno eso es lo que le llama la atención a uno, que él sin ningún beneficio para él, pero siempre buscó el bienestar de los pobres que es lo más importante”.

María Márquez agrega que “él siempre estuvo a la defensa de los pobres,y aquí estamos en representación de esos pobres y pues él sabe que le amamos, a Monseñor le amamos”.

El Español Javier Vitonia también se sumó a los visitantes que veneraban al Beato, expresando cuán importante es rescatar en la víspera del aniversario de su martirio los valores que lo  caracterizaron, teniendo en cuenta que se continúa en el Vaticano con el  proceso de  canonización del Beato Romero para ser elevado a los altares de manera universal.

“Él fue un testigo de Jesucristo, de Jesús de Nazaret, testigo que murió como  Jesús de Nazaret y víctima de una injusticia, que es un mártir que nos ayuda a seguir creyendo en el Dios de las misericordias y del perdón, y los valores de Monseñor Romero se resumirían en esto: la gloria, él decía que la misericordia de Dios es que el pobre viva, yo lo voy a traducir al lenguaje político, la gloria de un gobierno salvadoreño es que los pobres vivan, que los pobres recuperen su dignidad,que los pobres salgan de su pobreza”

En el lugar también se ofició una misa en honor al mártir que fue dirigida por el padre Manuel Acosta de la Arquidiócesis de Chalatenango.

 

En los alrededores de la Cripta  muchos devotos también demostraban su admiración y fe   adquiriendo camisetas y estampas religiosas de Monseñor Óscar Arnulfo Romero con inscripciones  alusivas a homilías desde donde predicaba en defensa de los derechos humanos.

Con reportes de Rubidia Gutiérrez.

conversaciones de facebook