Papa Francisco: Pensemos en lo que le sucedió al beato Romero por decir la verdad
El obispo de Roma fue claro en decir que una iglesia que no arriesga y que no tiene mártires produce desconfianza.

El papa Francisco cuestionó este día el tipo de iglesia tibia y reflexionó entorno a las personas consagradas que han sido perseguidas por haber denunciado actitudes de mundanidad. 

El obispo de Roma fue claro en decir que una iglesia que no arriesga y que no tiene mártires  produce desconfianza. 

En ese sentido, el papa Francisco recordó en su homilía, nuevamente, la figura de Monseñor Romero, quien fue asesinado por denunciar las injusticias y por su opción preferencial por los pobres. 

"En la Iglesia, cuando alguien denuncia los tantos modos de la mundanidad, se lo ve mal y es mejor que se aleje. Yo recuerdo en mi tierra, a tantos, tantos hombres y mujeres consagrados buenos, no ideólogos, sino que decían: ‘No, la Iglesia de Jesús es así…’. ‘Este es comunista, ¡afuera!’, y lo expulsaban, lo perseguían. Pensemos en el beato Romero, ¿no? En lo que sucedió por decir la verdad. Y tantos, tantos en la historia de la Iglesia, también aquí en Europa”, dijo el papa en la capilla de Casa Santa Marta.

El líder de la iglesia católica instó a la “conversión cotidiana” que es pasar, según explicó, de un estado de vida mundano, tranquilo, sin riesgos, católico, tibio, al estado de vida del verdadero anuncio de Jesucristo, a la alegría del anuncio de Cristo”. 

El papa exhortó además a leer el capítulo 16 de los Hechos de los Apóstoles para ver cómo el Señor “con sus mártires” hace que la Iglesia vaya adelante.

conversaciones de facebook