Peligro de muerte, violación e inviabilidad del feto  serían las razones para interrumpir un embarazo, según organizaciones.
La Comisión Nacional de Bioética de El Salvador y la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local señalaron que es necesario realizar un debate serio y responsable sobre el tema del aborto y solo debe justificarse cuando haya peligro de muerte para la mujer, inviabilidad del feto o violación sexual.

En la Asamblea Legislativa, a petición de la Vicepresidenta del congreso Lorena Peña,se discute reformar el Código Penal para despenalizar el aborto en casos puntuales.

Días atrás la Ministra de Salud explicó que la reforma al artículo 133 del Código Penal no busca interrumpir el embarazo de forma indiscriminada y que solo se puede aplicar en casos específicos, aspecto que es respaldado por representantes dela Comisión de Bioética de El Salvador y la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local quienes explicaron cuándo debe procederse para interrumpir el embarazo y que las mujeres reciban atención necesaria.

“Las causales serian: la que tienen que ver con la vida incompatible extrauterina, es una causal,la siguiente tiene que ver con violencia sexual tanto en mujer adulta como en niña o adolescente y la siguiente causal sería por salvar la vida y la salud delas mujeres” explicó Angélica Rivas de la Colectiva Feminista en la entrevista de Agenda Ciudadana de Televisión de El Salvador.

“Con la ley tal cual se encuentra también lo que se crea es una inseguridad jurídica para el que atiende a la mujer lo cual lleva a un descuido en la atención  internacionalmente aceptada en estos casos yeso hace que tengamos muertes maternas producto de que la ley inhibe a atender como debería de ser a las mujeres” añadió la Doctora Virginia Rodríguez de la Comisión de Bioética de El Salvador.

La Comisión de Bioética de El Salvador y la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local destacaron que existen estadísticas altas de la mortandad materna en El Salvador, pese a que se están desarrollando medidas para evitarla como uno delos objetivos del milenio, el problema para superar esta situación señalan tienen que ver cuando se detecta en el primer trimestre cualquier tipo de afectación dentro del embarazo.

“Podemos ver en las estadísticas del Ministerio de Salud, que lo dio la Unidad Integral de Atención a la Mujer para el año 2014 hubo 54 muerte maternas y además de aquellas que tenían un nivel avanzado del embarazo, es decir cuando ya va a terminar el embarazo,  también están las de los primero meses que sufren hemorragias obstétricas, y algo que no se ha mencionado es el suicidio de muchas niñas que ha sido violadas sexualmente”afirmó la doctora. 

A esto sumaron los altos niveles de violencia sexual que enfrentan las mujeres y sobretodos las niñas que al ser agredidas sexualmente tienen que enfrentarse a un embarazo no deseado.

“Del 2010 al 2015, reportaba el país 7, 218 víctimas de violencia sexual que eran menores de 15 años, estamos hablando de niños, niñas y adolescentes, de esas 9 de cada 10 eran mujeres, que pasa con eso? Que esas violaciones pueden terminar en embarazos y en embarazos no deseados por esa violencia sexual, es un tema de impunidad en el país, luego está el tema de la impunidad” afirmó Rivas.

Hasta el momento, señalaron las representantes de ambas instituciones, existen varios casos de mujeres que están siendo procesadas o tienen sentencia definitiva por supuestos abortos, a ello agregan una serie de vacíos en la forma de aplicación del código penal que condenan a la mujer sin antes investigado profundamente su caso.

“Nosotros tenemos identificados desde el año 2000 al 2014, 146 casos de mujeres denunciadas y eventualmente procesadas, ya sea por delitos de aborto u homicidio agravado y las penas por este último delito son de 30 a 50 años de prisión, la pena más grande que hemos encontrado es una mujer que fue condenada a 40 años y gracias a la lucha jurídica que llevamos por muchos años ella en este momento se encuentra en libertad” informó la representante de Colectiva Feminista.

Ambas expertas destacaron que este debate sobre la interrupción del embarazo se abrió también ante el caso de Beatriz quien solicitó un aborto terapéutico ante la Corte Suprema de Justicia por peligro de muerte y sus condiciones de salud al padecer lupus y afectación del riñón además de que su embarazo se consideró inviable, pues el feto padecía anencefalia, una malformación  consistente en la ausencia de cerebro.

conversaciones de facebook