Poeta nicaragüense Claribel Alegría gana Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana
Alegría nació en Nicaragua aunque siempre se consideró salvadoreña debido a que la mayor parte de su niñez trascurrió en Santa Ana.

La poeta nicaragüense Claribel Alegría, de 93 años de edad, recibió el Premio Reina Sofía, el galardón más importante de la poesía iberoamericana que  reconoce la obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aporte relevante al patrimonio cultural de Latinoamérica y España.

Alegría, quien además es escritora, narradora, ensayista y traductora de la poesía de diversos autores ingleses, nació en Estelí, Nicaragua en 1924 aunque siempre se consideró salvadoreña debido a que la mayor parte de su niñez trascurrió en Santa Ana.

A sus ocho años de edad presenció el etnocidio de 1932 durante el gobierno de Maximiliano Hernández Martínez en el país, hecho que marcaría sus recuerdos de infancia y la convencería a divulgar el camino de la no violencia durante el resto de su vida.

 Su obra, que busca la denuncia social y reivindicarlos derechos humanos, ha sido traducida parcialmente a 14 idiomas y ha recibido diversos premios internacionales como el Premio de Poesía Casa de las Américas de Cuba, la Orden de las Artes y Las letras por el gobierno de Francia, la Orden Gabriela Mistral de Chile y dos doctorados Honoris Causa.

 Entre su producción literaria destacan “Cenizas de Izalco” que narra la masacre de indígenas de 1932 en El Salvador; “Somoza”  que habla de la vida del dictador nicaragüense Anastasio Somoza; Sobrevivió (poesía),  Anillo de silencio (poesía), No me agarran viva (testimonio) y Luisa en el país de la realidad (novela).

 El Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana es considerado el Cervantes de la poesía y está dotado con 42 mil euros.

Este reconocimiento también lo han recibido Gonzalo Rojas (Chile) en 1992, Álvaro Mutis (Colombia) en 1997, Mario Benedetti (Uruguay) en 1999 y José Emilio Pacheco (México) en 2009.  

conversaciones de facebook